EL PROYECTO MINERO CABALLO BLANCO DEBE CANCELARSE